ESPINETE NO EXISTE, con Eduardo Aldán.

Idea, guión y dirección: Eduardo Aldán. 
Producción: Aldan Company.
Regiduría: Israel Criado.
Auxiliar de producción: Juan Logar.
Diseño gráfico: Sito Recuero.
Iluminacion: Nuria Ramirez. 

Protagonizada por: Eduardo Aldán.

Pequeño Teatro Gran Vía
C /Gran Vía, 66 - Madrid Tel.: 91 541 55 69


Fechas y Horarios:
Desde el 20 de septiembre de 2013.
Viernes 20:00 h., y 22:30 horas., sábados 19:00 h., y 21:30 horas y domingos 19:00 horas.

Descripción
"Espinete no existe" 8ª temporada de esta comedia nostálgica y canalla sobre nuestra infancia y las pequeñas cosas que han marcado a varias generaciones. El material escolar, las chucherías, los juguetes o la televisión son algunos de los temas con los que el espectador se sentirá completamente identificado. Eduardo Aldán trata de volver atrás en el tiempo para hacernos sentir niños otra vez...
    Después de Arreglando el mundo, Aldán vuelve a la capital con su creación más exitosa.
Crítica:

Es muy fácil hablar de un espectáculo que ya va por su octava temporada. Cuando alguna compañía logra realizar una segunda temporada, o simplemente prorroga unos días, es sin duda, a día de hoy, un gran éxito. "Espinete no existe", no solo hace eso temporada tras temporada sino que ya lleva ocho, ocho temporadas de éxitos a base de risa y nostalgia.

Tenía muchas ganas de ver este monologo del que había oído maravillas, y que año tras año tiñe de rosa un rinconcito de la Gran Vía y me roba una nostálgica sonrisa, al recordar al erizo más famoso de España. Espinete es eso el tren más rápido para transportarnos a nuestra infancia, nuestra inocencia, nuestro pasado, que gracias a Eduardo Aldán se hace más presente que nunca.



Si te criaste en los ochenta, merece la pena que te pares en el Pequeño Gran Vía, te quites la corbata y te dejes sumergir en la magia de sus recuerdos, darte cuenta que son más parejos a los tuyos de lo que podrías imaginar y que alcances la comunión definitiva en el momento que, sin darte cuenta, estés cantando junto el resto de los espectadores del teatro canciones de las series y programas con los que crecimos.


Gracias, por haberme llevado durante 90 minutos a mi niñez sin montarme en un Delorean. Gracias, por cargarme de recuerdos, de ilusión y de inocencia.





Comentarios