Como por un tubo


Dirección: Miguel Ángel Solá, Graciela Baquero, Daniel Giménez, Carlos Morera, Enrique Quintanilla.
Reparto:  Miguel Ángel Solá, Graciela Baquero, Daniel Giménez, Carlos Morera, Enrique Quintanilla.
Productora: La Típica en leve ascenso
Distribución: Smedia 

<a href='http://video.latino.msn.com/?mkt=es-us&vid=51bd80a4-682a-4fb6-9ea1-c31dcb820d0d&from=&src=v5:embed::' target='_new' title='Miguel Ángel Solá regresa al teatro con la obra &quot;Como por un tubo&quot;' >Video: Miguel Ángel Solá regresa al teatro con la obra &quot;Como por un tubo&quot;</a>


Sinopsis:

Comitragedia musical telefónica en dos actos, que narra desde un estudio radial en el Buenos Aires de 1950, esta historia de amor basada en hechos verídicos, extraídos del monumental relato autobiográfico “Vida, Obra, Sexo, y Arte, de Alberto Carlos Bustos, Municipal y Pájaro”.

Alberto Carlos Bustos es un hombre roto, su amada Clara lo ha abandonado por otro hombre más joven, alto, guapo y de mejor posición económica. Lleva 20 días en casa, sin salir, sin comer, ni asearse, solo llorando a la desesperada por recibir una llamada de su amada. Por error recibe la llamada de Manuela Globos, que buscaba a su hermano, tras unas primeras conversaciones no muy afortunadas, veremos como Alberto Carlos pasa del dolor por el abandono, al amor y la ilusión por Manuela. 
Pero quien mejor lo define es el propio Solá:
 "En las butacas del Teatro Infanta Isabel, se ubicarían los espectadores que asisten a un programa en directo de Radio Cultura de Palermo en los años 50, vestidos como en el 2012."



Crítica:

Ayer 6 de Marzo se estreno Como por un tubo, de La Típica en leve ascenso y nosotros tuvimos la suerte de estar allí. 

El gran Miguel Ángel Solá, que había decidido retirarse tras "Por el placer de volver a verla" vuelve a subirse a los escenarios para quizás dejarnos su última gran actuación. 
Solá, que tiene esa magia propia de los grandes maestros de la interpretación conquista desde el primer minuto, cuando su envolvente voz inunda el Infanta Isabel. 

La obra es de una calidad excelsa, con un guion muy trabajado y unos textos muy ricos lingüisticamente. Cada frase es una obra de arte por si sola. 
Como ya hemos dicho en la sinopsis, se trata de un programa de radio que nos relata la historia de Alberto Carlos Bustos, que es narrada y presentada por el locutor radiofónico. 
Entre la historia, se cuelan divertidos anuncios radiofónicos, al más puro estilo de los cortes publicitarios de los años cincuenta, pero cariturizados con picaresca. 
Si estos no fueran motivos suficientes para recomendar esta obra, y despertar vuestro interés, hemos de decir, que junto con tan sublime narrativa disfrutareis de varios cortes musicales interpretados, por supuesto en directo, por este maravilloso elenco de artistas que harán por si solos que el espectáculo merezca la pena. 



Comentarios

  1. Luis Ángel Merlo Velloso7 de marzo de 2012, 19:55

    Sí, coincido en que es una pasada de espectáculo, divertido, por momentos muy sensible; el Solá dice como los dioses y canta como los humanos en la ducha, la sombra es genial, y los otros tres integrantes son una maravilla, mención especial para ella que hace Clara, Manuela y otro personaje que no recuerdo como se llama, muy bien y que canta, esa sí, como los dioses. Un hurra por San Expedito que protege sin duda a este quinteto virtuoso aunque no pretenda serlo. Luis Ángel Merlo Velloso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella se llama Graciela baquero y es profe de Filosofía en mi cole y canta que se sale, y actúa muy bien. Besos. M.

      Eliminar
  2. Me encantó, una obra preciosa, graciosa como realista, genial como Solá, escenica como Vaquero, humorista como Giménez, y un guion,poemas y canciones...FANTÁSTICAS. Una historia que narra la vida de un hombre llamado Alberto Carlos Bustos QUE al ser dejado por su mujer se encierra para no poder salir más de su casa.
    Y un aplauso para los tecnicos cuyo trabajo ha hecho que esta historia se haga realidad.Me hizo reír a carcajadas, no sé si soy clara,pero quien diga que no merece la pena ir a ver esta obra es que no tiene gusto para el teatro o que acaba de salir del manicomio.
    Así yo me despido y digo:
    -ESA OBRA ES ARTE Y QUIEN NO LO CREA, ¡QUE SE VAYA AL CINE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te enfades que estamos de acuerdo en todo

      Eliminar
  3. Está muy bien. Nuestro humor es diferente pero este humor es muy bueno, es reírse un poco del dolor, convertirlo en algo respirable, como jugar un partido de baloncesto o salir a corrercuando estás mal de amores¿no? A es un diálogo picante pero muy graciosos en su picardía con segundas pero sin maldad nos van diciendo que sufrir por sufrir no lleva destino pero que si se juega un poco con ese sufrimiento, renace algo en nosotros que nos salva de una muerte segura. Yo salí muy bien del teatro Infanta Isabel. Con ganas de tocar la guitarra y dfe cantar. A todos mis amigos y amigas les gustó tambien y no logramos estar de acuerdo muchas veces. Recomiendo que vayan a ver a este grupo de argentinos desconocido aquí, pero que apuesto lo van a ser. vale la pena de verdad. Mariano

    ResponderEliminar
  4. Ramón López Ivor17 de marzo de 2012, 11:41

    Es muy cómico el espectáculo. Tengo un amigo (mi gran amigo) que es parecido, torturado, llorón, triste, se deprime, dice que no sirve para nada, las mujeres le abandonan cansadas de quererle inútilmente, porque el no cree ser digno de ese amor. Es un personaje más bueno, más noble y más sincero, parece un ET. Yo quiero a mi amigo así como es, y me comporto mucha s veces como Fernandito en la obra, chinchándole, tratando de abrirle los ojos, pero no hay caso, él erre con erre, feliz en su ostracismo. Hay personas así; además es inventor y, cuando una mujer lo deja, invente cosas increíbles, inútiles en su mayoría, pero que le llevan tiempo, mucha concentración y un arte... Me gustó mucho Como por un tubo y no sólo es una diversión, hay mucha más ahí. Y entendí todo lo que decían todos, díficil hoy en día en un teatro. Enhorabuena a todos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Grandes mis coterráneos! Este Solá es un ilusionista, a mí me da mucha alegría verlo feliz, porque es un tipo de esos que se tortura a sí mismo por no poder cambiar muchas cosas feas que hay en este mundo y cuando se divierte parece que se da a sí mismo la posibilidad de vivir sin culpas. Con el talento que tiene cómo puede no tomarse la vida más en joda, no lo entiendo. Bueno, aquí se ríe y hace reír. Y su pandilla de la tercera edad, excepción hecha por la única señorita que es muy mona, es formidable, aquí la incluyo también a ella. No sé si los gallegos van a entender bien este humor pero yo de ser ellos lo intentaría, para no perderme el valor de una aventura de dos horas de sensibilidad feliz y de la otra. Yo voy a volver y voy a llevar amigos. La crisis no es excusa para no ir. Esto es una manera de responder a lo que se llama crisis acá y que no es otra cosa que una panda de ladrones con nombre y apellido a quienes no se los quiere. Lo cuentan en La Típica con un tango de mi flor. Ahí se describe a los responsables de toda la tristeza que nos cae. Fernando Palermo

    ResponderEliminar
  6. Sensacionales. Suenan diferente a como sonaban, claro, son muchos menos, pero el espíritu es el mismo. Vi todos sus espectáculos que, bien contados son dieciséis, no dieciocho: 1- Alberto Carlos Bustos (obra, vida, sexo y arte); 2- el único fallido a mi juicio: Mitote; 3- Aquel milagro argentino; 4- Nosotros; 5- Nosotros y el Bicho; 6- Nosotros y los Otros; 7- (El que más me hizo reír) Los Otros sin Nosotros ni Vosotros; 8- (El más delirante) Lo que vimos en el Vigésimo Primer Subsuelo (en el programa que entregaban salió escrito: Lo que vamos en el vigésimo primer subsulo, y no lo hicieron imprimir de nuevo); 9- (Comienzan a pintar en escena. Una maravilla.) Bustos se las pinta solo; 10- (Emotivo y Gracioso) Al Diosito del Alma; 11- (el más político) Nada Personal; 12- (Mucho texto y pocas nueces, pero también muy bueno de escuchar) La Historia bien contada, 13- (Genial) La Típica en Broadway (lanzamiento del disco y el cassette que se agotaron en dos semanas); 14- (El sorteo y la aparición de Tomatelli, la vi seis veces) ¡Vamos, Bustos, vamos! ; (Se separa La Típica) 15- Alma (en la que estaban tres o cuatro nada más), que me gustó mucho, y que es donde se incorpora Fernandito, y 16- (Muy bueno) Como por un Tubo 1, llamémoslo así, porque el de aquí, muy diferente, es mejor todavía aunque no esten todas mis caras queridas, sería: Como por un Tubo 2. Si sumamos nos da dieciséis. No miento: no me perdí ni uno. Estuve siempre más que cerca, dentro. ¡Bravo, chicos grandotes, sigan jugando, eso aleja las enfermedades y las muertes!. Un beso especial a Miguel. M.M.M.

    ResponderEliminar
  7. La Típica en Leve Ascenso20 de marzo de 2012, 14:58

    Bajo el título de: Historias que conmueven. El crítico teatral de El Mundo opina así de ‘COMO POR UN TUBO’, de La Típica en Leve Ascenso:
    Quien tuvo la suerte de ver El diario de Adán y Eva o Por el placer de volver a verla quedó colgado
    para siempre del magnetismo actoral de Miguel Ángel Solá. Y seguirá colgado tras ver Como por un
    tubo. Hay siempre en Solá una tristeza filtrada por la ternura, un poso de melancolía como hilo conductor
    de su presencia escénica. La nueva producción de La Típica en Leve Ascenso es una historia
    de amor, así de simple; o de desamor, así de simple también; de simple y doloroso. Un abandono,
    un encuentro azaroso, historia abierta y final abierto: un embrollo que requiere un aparataje escénico
    complicado. En tiempos llamábamos a esto «seriales radiofónicos». Como por un tubo es otra cosa: un
    relato edulcorado y, a la vez, amargo. Sombras chinescas, efectos especiales de toda narración radiofónica
    y el piano, el bandoneón y la guitarra. Es un culebrón, con sus dosis de sentimentalina, con la descarga ácida
    de adrenalina de la desesperación. Gabriela Baquero es una actriz desdoblada en mujer mala y en mujer buena;
    en Clara, la mujer cruel del abandono, un putón desorejado, y en Manuela, el misterio de una desconocida que va
    revelándose a partir de varias llamadas telefónicas: una solitaria desconcertada. Y Elsita, una cantante de
    ocasión no especialmente dotada. En los tres registros está espléndida en una relación muy especial con la palabra,
    con el ritmo de la palabra; no sé si esto tiene que ver con la naturaleza esencial de poeta de Graciela Baquero.
    La música es también primordial; la música y las canciones, por sí solas y como elemento dramático; y la voz de las
    sombras chinescas, tan parecida, o idéntica, a Fernandito –personajemuy querido de Solá– hilo conductorde la narración.
    La gran voz de Miguel Ángel Solá: radiofónica, escénica, curtida con todos los timbres posibles dela desolación o la alegría precaria. La voz define el espíritu de las personas, la condición del personaje escénico. Sólo desde la desesperación
    se puede llegar al umbral de la creación: poética, teatral, pictórica. La voz del narrador de las sombras chinescas sería insoportable en la vida real: chirriante, artificiosa. En Como por un tubo es un elemento básico, y, dado el carácter
    de la obra, naturalmente teatral; natural dentro de su artificiosidad.
    Espectáculo complejo, de difíciles entresijos técnicos. Bien resuelto y con la profecía nada arriesgada deque irá a más;
    porque el talento de Solá y su carisma de gran cómico, tiene el techo muy alto. JAVIER VILLÁN / Madrid

    ResponderEliminar
  8. Juana Marta y Ezequiel Burruarena22 de marzo de 2012, 0:15

    Merecen todo lo bueno que se dice de ellos. Nos ha encantado. Gracias por haber elegido España, con eso os decimos todo.

    ResponderEliminar
  9. Lo pasamos muy bien. Salimos una vez por mes (la crisis no permite más) pero acertamos. Solá es muy simpático y, cuando se pone serio tiene una voz... Y canta afinando, y sus compañeros son muy buenos. Me encantó el que hace de sombra.

    ResponderEliminar
  10. Me sumo. Muy buen espectáculo para estos momentos. Enhorabuena a sus autores y actores.

    ResponderEliminar
  11. Estoy triste, ¿Me lo recomendáis de verdad? Amarilis

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡¡Sííí!!!!!, es un espectáculo muy guay. No dejes de ir porque es divertido pero no se queda ahí, cuenta muchas más cosas sobre la condición de ciertas sensibilidades, sobre la mala suerte, sobre las expectativas, sobre el saber soltar, sobre el abrir puertas viviendo el presente, todo en una absurda (y genial) trama en la que toodo es posible, y en la que se toma en cuenta la figura del que tiene mucho arte pero poca suerte. Te va a encantar.

    ResponderEliminar
  13. Sí, Amarilis. No dejes de ir a ver a Solá y sus amigos por nada del mundo, es un espectáculo de primera calidad e insólito. Yo volví al Infanta Isabel el martes 3, y mucho mejor. Son buenos.

    ResponderEliminar
  14. Es fantástica la organización que han formado estos artistas. Hacen un muy buen espectacle con muy pocas vituallas. Nos ha encantado el humor y la historia que cuentan, y nos ha parecido que intentan decirnos a nosotros espectadores que todos llevamos un creador dentro, que muy pocos nos animamos a dejar que vea la luz y comparta el aire con los demás. Es una especie de homenaje a la vida de todos, reinvindicando a aquellos capacesvde mostrar a los demás su valía sin pedir permiso a nadie, sólo por darla, aunque los demás no les hayan encumbrado por eso y a veces ni les presten atención siquier. Nos fuimos llenos dealegría del teatre Santa Isabel y hemos recomendado mucho a nuestros amigos el juego escénico de esta obra bonita en texto, música, canciones y actuació. Feliz quien dirigió a estos actores y bienvenida esta nueva manera de contar, sencilla, pícara, elegante, y envuelta en los tiempos más imaginativos de la radio, años cincuenta, que conozco muy bien.Con afecto. Carles

    ResponderEliminar
  15. Creo que son fantásticos todos, los cinco, pero el texto, los textos, hasta las publicidades son la repanocha. Magia en el Lara, lo llamaría yo, no Como por un tubo que a los españoles nos dice muy poco. Recomiendo este espectáculo porque no se puede menos, es muy pero muy diferente a todo. Y muy bueno.

    ResponderEliminar
  16. María y Leopoldo30 de mayo de 2012, 16:32

    Fuimos al teatro Lara a ver El manual de la buena esposa, por especial indicación de mi hijo su novia y dos hermanas de ésta pero llegamos tarde porque la autovía estaba muy espesa. Pese a la mala faena que nos jugó el tráfico nos encontramos con un cartel de una obra de Miguel Ángel Solá, consultamos con la taquilla y resultó ser que pudimos conseguir muy buenas butacas para esa misma noche porque se representaba a continuación de la función que nos habíamos perdido. Nos encantó la obra y todos los actores y músicos que la interpretan. Nos emocionarn por momentos y nos hizo reír con un humor emparentado a lo mejor de Fernández Flores y Jardiel Poncela, un humor absurdo, un humor que surge de la sinrazón de vivir, aplicado al amor. ¡ Cuánto nos hemos divertido durante y después con las reflexiones que provoca el espectáculo ! Que quede constancia aquí que hemos esparcido nuestra recomendación entre parientes, amigos y conocidos de Albacete y Ciudad Real, haciéndonos eco del pedido de los artistas al finalizar la función (éramos menos de media platea y aplaudimos todo lo posible para premiar sus trabajos) porque vale realmente la pena un teatro así. Es verdad que al principio todo te desconcierta, luego es claro como el agua clara, inteligente y sobre todo divertido, muy divertido. Nuestra enhorabuena.

    ResponderEliminar
  17. No sabía que Solá cantaba también. Pero tampoco sabía que escribía canciones, ni espectáculos musicales, ni que le gustaba la música siquiera. Y lo hace bien y con desparpajo, como diciendo: que yo no me las doy de nada, eh... Yo soy una parte pequeña de un todo que es tan grande como tú quieras que sea, eh... Les hice saber a los integrantes del equipo artístico que a mi juicio todos lo hacían magníficamente bien y conversando con ellos me enteré de las actividades de Solá dentro de la función que acababa de disfrutar y eso hizo que le diera mayor valor a lo que había visto y escuchado porque soy admirador de sus trabajos en teatro. Intuyo que es un tío muy libre al inventar y eso me da ánimo en todo lo personal. Quiero decir: nunca es tarde para nada. Víctor

    ResponderEliminar
  18. Es notable el espectáculo. Nos gustó, nos divirtió y queremos compartirlo con vosotros. La Típica en leve ascenso ha sido el mejor hallazgo de este año en materia teatral. Nuestra bienvenida y el deseo de que sigan haciendo espectáculos como éste. Raimundo González Villaflor

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo es muy bueno y las canciones de amor cuentan historias no son meras excusas para rimar a con a ón con ón, son muy al pan, pan y al vino, vino. Se entiende que han sido escritas con dolor, pasión, alegría de haber hallado una razón emocionada para escribir. Si hay algo de lo mucho que tiene la función que destaca son las músicas y las letras de las canciones. Muy buen espectáculo, muy buen plan para no tirar el dinero. Antonio Bonet

    ResponderEliminar
  20. Se marchan a Argentina a hacer el espectáculo, se lo escuché decir al propio Solá a un espectador a la salida del teatro. Y también me enteré en esa misma charla que tienen pensado volver a hacerlo en España porque al público le gusta mucho. Yo soy parte de ese público que quiere saber cómo continúa esta historia y escuchar nuevamente las canciones y las por venir. Espero que al ser un grupo casi desconocido para nosotros, se les de la oportunidad de triunfar. El mensaje que traen es valioso y, además, muy bueno. Enrique Valor y Fuente

    ResponderEliminar
  21. Nos gustó mucho el espectáculo; tiene chicha y mucha arte. Las canciones son muy bonitas y da mucha ternura el personaje al que le pasan todas, me gustaría volver pero se termina el domingo, ¿no habra prórroga? Quizás cambien de teatro pero el señor que escribe el anterior mensaje dice que se vuelven a la Argentina. Bueno, si llegaran a trabajar otra vez en España me enteraré por esta misma página, ¿a que sí?. Que tenga mucha suerte allí el espectáculo y que puedan volver. Lolita

    ResponderEliminar

Publicar un comentario