El Apagón



Autor: Peter Shafter.
Dirección: Yllana.
Diseño de escenografía: Anna Tusell.
Diseño de vestuario: Anna Tusell y Felype R. de Lima.
Diseño de iluminación: Juanjo Llorens.
Elenco: Gabino Diego, Eva Santolaria, Paco Churruca, Aurora Sánchez, Diego Molero, Ramón Merlo, Ana Arias, Ledicia Solá.
Ayudante de dirección: Fran Arráez.
Ayudante de escenografía: Asier Sancho.
Realización escenografía: Mambo Decorados.  
Vestuario: Alberto Valcárcel.
Fotografía: Jean Pierre Ledos.
Diseño Gráfico: Alberto Valle (Hawork Studio).
Distribución: Salbi Senante.



Crítica:

 El pasado día 13 de enero, estuve en el Teatro Alcázar, presenciando El Apagón (Black comedy), con Gabino Diego como cabeza de cartel.

 Un joven artista fracasado (Gabino Diego), que se encuentra ante la noche más importante de su vida, pues recibirá a su futuro suegro (Paco Churruca), al cual ha de pedirle la mano de su hija (Eva Santolaria), la misma noche que espera la visita de un importante coleccionista de arte (Diego Molero). 
Cuando parece que tiene todo preparado, un apagón general provoca una serie de acontecimientos que hacen que lo todo se complique. Unos vecinos extravagantes interpretados magistralmente por Diego Molero y Aurora Sánchez, en mi opinión la más divertida de la obra os harán pasar los mejores momentos junto con Ana Arias la antigua novia, una azafata de vuelo con una personalidad poligonera, al más puro estilo de "Yo soy la Juani" y que aparece en el momento cumbre de la representación. El otro secundarío, Ramón Merlo el electricista, simplemente esta genial. 

Toda la obra, se supone transcurre a oscuras, realmente cuando hay luz en la casa el escenario aparece sin iluminación y cuando se va la corriente podemos ver el decorado resultando muy gracioso, ver como se desenvuelven en la  supuesta oscuridad, hablando cada uno para un lado y sin mirarse a la cara.

A parte de las actuaciones, si algo destaca en esta obra, es el escenario, una casa de dos plantas en la que no dejan de suceder cosas, por momentos recuerda a la Rue 13 del percebe, en la que en cada habitación sucede una cosa y todas ellas a la vez.

Sin duda alguna una obra más que recomendable que os hará pasar una estupenda tarde de risas con humor del simple, el de toda la vida, sin chistes complicados, por que para reír no es necesario pensar. 







Comentarios